17/02/2018

Cuartos: (18-2)(20-8)(16-11)(19-3)

Se rendía visita al líder de la competición con mucho que ganar, en confianza, y poco que perder, en resultado. La sensación general es que se jugó con demasiado respeto y/o miedo ante los primeros clasificados, que sin jugar un baloncesto de alto nivel dejaron claro donde estaba su fuerte, en la individualidad de su jugador más grande, más de 1.90 m, indefendible para nuestros chicos, que hizo lo que quiso en las 2 zonas, 41 puntos, innumerables rebotes e intimidaciones.

Aún así tras el 16-0 inicial la sensación fue que los 1×1 se atacaban bastante bien, yendo a canasta con buenas opciones que se desvanecían en los últimos metros….nos temblaban las piernas y las manos en las cercanías del gigante alfarero.

Se siguió intentando y tras la primera canasta rojilla parece que se quitaron un pequeño peso de encima y vinieron los mejores momentos visitantes, buenas elecciones de tiro, sin mucho acierto si bien es cierto, intensidad atrás…ganas en definitiva que es lo que se pide en mínimos.

En el arranque del tercer cuarto, sin su hombre importante en pista, de los pocos minutos, se vio su importancia en el equipo, ya que se logró un parcial de (4-10) con buenos movimientos e intensidad. Así queremos al equipo.

En cuanto volvió al campo su número 14 se volvió a evidenciar las diferencias, unido al cansancio visitante y la rotación necesaria de minutos llegando al 73-24 final.

En conclusión, luces y sombras, donde una ganancia de confianza le vendría muy bien al equipo para creerse a mejor nivel del que se juega… y donde mejor que en la última jornada de la 1ª fase donde se juega la 8ª plaza y la opción de jugar por la 5ª posición final…. difícil papeleta ante Lardero pero que se intentará con todas las ganas seguro.