21/04/2018

No pudo ser… así se puede resumir el partido de nuestras chicas del NOVADIET en Pradejón. Se empezó muy bien, las cosas de equilibraron y al final los nervios y quizá “miedo a ganar”, no permitieron a las cronistas traerse la victoria.

El partido comenzó con las visitantes muy centradas, con una gran intensidad defensiva y una buena circulación de balón en ataque. Fruto de este buen trabajo, pronto se fueron separando en el marcador (min 5. 2-11). Las cosas salían según lo trabajado e incluso el tiempo muerto del equipo local solo sirvió para ampliar la diferencia en el primer cuarto, que finalizó por 7-21.

Pero en el segundo cuarto las cosas cambiaron. Los fallos defensivos, principalmente en el rebote defensivo, daba a las locales tres y hasta cuatro opciones de tiro en el mismo ataque y al final eso se traducía en canastas. A su vez, en ataque el aro cada vez se hacía más pequeño y costaba mucho anotar. 18-8 fue el parcial de este periodo. El descanso vino bien para volver a centrar al equipo, pero pronto volvieron los problemas por faltas de jugadoras importantes que tenían que pasar más tiempo en el banco que en la pista. Aun así, el equipo se mantenía en el partido, pero la sensación que transmitían las jugadoras era de nerviosismo y eso se reflejó, principalmente, en los tiros libres donde solo en este cuarto se fallaron 9.

El último cuarto comenzó con 40-39 para las locales. La igualdad estuvo presente en todo el cuarto, si un equipo anotaba, a continuación respondía el otro. Así hasta los instantes finales donde un par de errores visitantes fueron aprovechados por las jugadoras locales que fueron decisivos en el resultado final.

En resumen, una cara y dos cruces en los tres partidos que eran decisivos para poder alzarnos con el título de copa junior. Las chicas lo han dado todo en cada entrenamiento y en partidos tan ajustados todo puede ocurrir. Solo quedan dos jornadas para finalizar la competición y las chicas saldrán a darlo todo. ¡¡¡Animo y a seguir trabajando duro!!!