03/03/2018

Cuando anotas tan solo 29 puntos en un partido de baloncesto, tienes todas las papeletas de perder el encuentro.

Con esto podemos resumir lo ocurrido el pasado sábado en Logroño. Partido marcado en rojo en el calendario cronista ya que estaban obligados a ganar para seguir aspirando a la segunda plaza que da opción al título de copa.

No empezaron mal los de Miranda, que pronto  tomaban las riendas en el marcador, las defensas se imponían a los ataques y una reacción local hace que se lleven el primer periodo 10/8.

No se presenciaba un buen encuentro, ambos equipos conocedores de lo que se jugaban en la cancha estaban muy atenazados en ataque y los errores se producían en ambas zonas.

Una reacción visitante al inicio del tercer periodo les hace conseguir 12 puntos de diferencia 12/24 que son rápidamente correspondidos por los locales con un parcial de 7/0

Se inicia el último periodo con una ligera ventaja visitante 19/24 pero con todo por decidir, la buena defensa mirandesa no da sus frutos en ataque ya que son varios los ataques fáciles que se fallan y que aprovechan los locales para ponerse por arriba en el electrónico algo que no ocurría desde el primer periodo.

Las faltas y los tiros libres se encargaron del resto…

A %d blogueros les gusta esto: