Mal, muy mal partido de los chicos del NOVADIET, donde se han juntado algunas lesiones importantes a una falta de actitud importante de algunos jugadores que deberían estar tirando del carro en estos momentos. Cuando hace tres semanas plantas cara a este mismo equipo en la fase anterior y hoy te supera por todos los lados, pocas cosas se pueden comentar.

El partido comenzó con los locales totalmente fuera del partido, los pases (se perdieron bastantes más de 10 pases en el cuarto) eran impropios de jugadores de la categoría. Consecuencia, balones robados por el equipo rival, que falló más de lo normal y el cuarto se cerró con un parcial de 5-19.

La rotación de jugadores tampoco ofrecía ninguna solución en el juego y, salvo Diego Encinas, que mantuvo al equipo mientras las fuerzas le duraron, los demás hombres importantes no estuvieron en ningún momento a la altura de lo exigible.

Aunque por momentos hubo síntomas de mejora, solo fue un espejismo en un equipo que jugó sin actitud y así es muy difícil competir contra nadie y, mucho menos, con equipos mejores que el nuestro, como ha sido el caso de hoy.

Los parciales de los últimos tres periodos de juego fueron los siguientes: 11-22, 17-25 y 19-16.

En resumen, dos partidos en esta fase final saldados con dos derrotas. Se puede perder, pero hay que hacerlo dando todo lo que uno tiene y, por desgracia, no está siendo así. Esperemos que levantemos el ánimo y recuperemos las ganas de jugar, si no, lo que queda se hará muy largo.