Partido muy desequilibrado entre un equipo infantil de primer año y el equipo del REST “LA VASCA”, donde todos sus jugadores son de segundo año. A pesar de la escasa diferencia de edad, las diferencias físicas son muy notables, prueba de ello es que nosotros estuvimos la pasada temporada en la misma situación que Arnedo, en esta misma competición. Es un año de aprendizaje donde se puede aprender mucho y bien.

            El partido comenzó con los locales defendiendo en zona, la cual mantendrían los 40 min y los cronistas, que habían preparado algo contra ella, no eran capaces de atacarla con fluidez. Además, la intensidad en su juego no era el deseado y durante los primeros minutos se intercambiaban canastas con el rival. Un tiempo muerto para pedir principalmente intensidad, mejoró un poco las cosas. Parcial del cuarto: 11-19.

            El segundo cuarto comenzó con los cronistas más intensos y dentro del partido (min 4, 0-10). Pero, como en otras ocasiones nos ha ocurrido, nos cuesta mucho mantener el ritmo de juego (a pesar de los continuos cambios de jugadores en cancha) y volvimos a caer en una relajación que permitía a los peleones y rápidos jugadores de Arnedo, anotar con cierta facilidad. El parcial en este segundo cuarto fue de 10-18.

            Tras el descanso, los cronistas mejoraron en su actitud y poco a poco se pudo ir viendo lo que se está entrenando. La defensa al balón era buena y las ayudas llegaban al sitio adecuado para robar o dificultar los pases. Esto les permitía salir a la contra y finalizar con cierta facilidad los contraataques. El equipo local, mermado por alguna baja y con menor físico, comenzó a notar el cansancio y los visitantes, que por fin estaban haciendo lo entrenado, abusaron un poco de la situación.

            En definitiva, un encuentro con dos partes muy diferenciadas. En la primera, los locales trabajaron muy bien y por momentos jugaban de tú a tú ante un equipo superior físicamente. Sin embargo, en la segunda parte el cansancio local y el buen hacer visitante declinó la balanza hacia el equipo visitante.

            Ahora toca jornada de descanso pro la festividad del Carnaval. Los chicos seguirán trabajando duro para mejorar y poder afrontar de la mejor manera la siguiente fase, que cada vez está más cerca. ¡¡¡¡¡Mucho ánimo y a seguir trabajando duro!!!!!